Seleccionar página

¿Dispones de un terreno en tu hogar? ¿Qué mejor manera de aprovecharlo que construyendo una piscina de obra? En Roysu te explicamos qué necesitas y las mejores opciones para crear tu piscina a medida.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es saber qué tipo de piscina quieres y puedes poner en el jardín. Según esta respuesta, podrás elegir entre unos materiales u otros, así como la forma de la piscina. Dependiendo del uso que le vas a dar a la piscina, optarás por hacerla más grande o más pequeña. Si tienes una familia numerosa, te gusta nadar… la piscina será más grande. Si lo que quieres es simplemente refrescarte en los calurosos días de verano, puedes optar por crear una piscina más pequeña.

En Roysu creamos piscinas enterradas o de obra según tus preferencias.

¿Cuáles son los procesos para crear una piscina enterrada?

Elegir el terreno y el vaso de obra para tu piscina

Lo primero que hay que hacer es asegurarte de que el terreno en el que quieres poner la piscina es apto: que sea compacto y sin riesgo de corrimiento de tierras. Además, debes asegurarte de que no haya canalizaciones, desagües, raíces de árboles… También hay que tener en cuenta es espacio para meter la maquinaria y depositar el material de obra.

Elige la zona de tu terreno en la que dispongas de más horas de sol, para poder disfrutar de tu piscina el máximo de tiempo posible.

Puedes crear el vaso de tu piscina con paredes de hormigón o ladrillo armado y crear una solera de al menos 20 cm de grosor.

Elige el revestimiento de la piscina

La elección del tipo de revestimiento es muy importante: tienes que tener en cuenta el presupuesto y sobre todo elegir aquellos que garanticen una mayor estanqueidad, además de antideslizante y resistente a las inclemencias atmosféricas.

  • BALDOSAS: éstas deben aguantar la tanto la presión del agua y como el uso de productos químicos (cloro, limpiadores…). Además éstas han de ser aptas para este tipo de construcción evitando los resbalones.
  • MOSAICOS: son pequeñas piezas para hacer diseños decorativos utilizando diferentes colores. Éstos pueden ser de gresite, con acabado esmaltado o vitrificado, y de vidrio.
  • LINER: se trata de una lona de PVC reforzado moldeable y adaptable a las paredes y suelo de la piscina. La presión del agua lo ajusta a las paredes y suelo in necesidad de usar adhesivos. La solución más resistente es el liner armado. Puedes ponerlo con imitación a gresite u otros materiales.
  • PINTURA: especial para piscina (adherentes, elásticas y resistentes al agua). La pintura de clorocaucho evita la aparición de desconchados y la formación de hongos y algas.
  • REVESTIMIENTO DE POLIÉSTER CON FIBRA DE VIDRIO: es muy resistente y no se altera con el sol. Tiene un buen comportamiento frente a las algas.

¿Qué ventajas tiene una piscina de obra frente a las prefabricadas?

  • Se integran en el entorno, quedando a ras de suelo, sin obstaculizar el paisaje.
  • Pueden permanecer vacías durante largas temporadas.
  • Soportan presiones grandes sin riesgo de fisuras.
  • Las diseñas tú, por lo que puedes elegir el tamaño, forma y materiales personalizados.

¿Ya has decidido cómo quieres la piscina de tu jardín? No dudes en contactar con Roysu y estaremos encantados de ofrecerte un presupuesto ajustado a tus necesidades.